Inicio Tests Nintendo Switch Misión 1985 (Nintendo Switch) – La prueba

Misión 1985 (Nintendo Switch) – La prueba

Por

Desarrollado y publicado por CONSULOG, este vibrante tributo al run and gun de los 80, lanzado originalmente en octubre de 2021, llegó a Nintendo Switch a principios de este año y actualmente disfruta de un 50% de descuento en su precio, en este período festivo.

Para sobrevivir a la guerra, tienes que convertirte en la guerra.

El juego comienza con un briefing de misión, uno de los más clásicos y cortos, que te invita a rescatar rehenes y derrotar a los malos, solo o con amigos, armado con tu metralleta y todo lo que puedas recuperar en el campo.

El juego usa todos los códigos de juegos anteriores en esta área, como SECRET COMMAND en 1986 o IKARI WARRIORS.

El juego es, pues, en desplazamiento vertical o en vista superior. Controlas a un soldado con el falso aire de Rambo con el que deberás derribar a una interminable horda de enemigos, derrotar a jefes y rescatar rehenes, lo que de paso te dará una bienvenida vida extra.

Aparte de dos de los once niveles de la aventura, en los que el juego cambia a vista trasera al estilo SPACE HARRIER o las secuencias de jefes en CONTRA, el juego no cambia la jugabilidad. Por supuesto, a lo largo de tu batalla, podrás cambiar de arma recogiendo bonificaciones y usando granadas para abrirte camino a través de diferentes biomas hasta la victoria.

Lo que llamas infierno, él lo llama hogar

El juego, como sus antecesores de los que quiere ser heredero, no tiene controles muy complicados, avanzamos, un botón para disparar, un botón para lanzar una granada y listo. A veces tienes que esconderte detrás de las paredes para evitar morir, pero la jugabilidad se reduce a correr y disparar a cualquier cosa que se mueva.

El juego es duro, realmente muy duro: tienes que reiniciar el mundo actual varias veces para poder cruzarlo, ya que hay tantos enemigos que derrotar y balas que esquivar. Poco más en comparación con tiempos pasados: una vez que se ha completado con éxito un mundo, puede pasar directamente al siguiente, al seleccionar un nuevo juego, haciendo que el final del juego sea menos molesto y punitivo, y dando una apariencia de desafío que puede alentarlo a empezar de nuevo el juego para ir más allá.

vive por nada o muere por algo

Corremos por tanto en un mundo no muy bonito, con un paisaje tampoco muy agradable. El sesgo en la dirección artística del juego es particular, parece querer acercarse a lo que se hacía antes, pero aportando un aspecto más moderno.

Así que es bastante divisivo. Algunos pueden verlo como una forma de continuidad, otros como el resultado de un desarrollo quizás demasiado rápido (ocho meses según el diseñador del juego) y elecciones cuestionables, a veces no es muy legible y está demasiado anticuado.

La música en cambio no es ni retro ni agradable por una vez, aunque aparece en la temática del juego, no lo hace más agradable, y acaba siendo tan estresante como es. Los efectos de sonido en sí, se quedaron en los años 80, y nunca deberían haber podido llegar a nosotros, especialmente porque parecen haber sufrido por el viaje.

También te puede gustar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad